El Design Thinking como palanca de cambio en la sostenibilidad en el marco de los ODS

El Design Thinking como palanca de cambio en la sostenibilidad en el marco de los ODS

El Design Thinking facilita la puesta en marcha de las estrategias de sostenibilidad y acelera los procesos de gestión de cambio aplicados a la sostenibilidad de las grandes empresas. Ayuda para que todas las personas puedan contribuir a los objetivos de la organización y permite posicionarse hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los retos de la sostenibilidad: ¿cuáles son las prioridades?

Los responsables del área de sostenibilidad, tienen suficientes recursos para desarrollar estrategias centradas en temas como: medioambiente, derechos humanos o asuntos de consumidores entre otros. El mayor reto al que se enfrentan la implementación de dichas políticas es aunar los objetivos operativos de la empresa con los objetivos de sostenibilidad, coordinando estos a través de las distintas unidades de negocio. Es necesario que los distintos departamentos sean permeables y pro-activos en la implementación de las políticas de sostenibilidad.

Las herramientas del Design Thinking ayudan a las organizaciones a identificar sus prioridades y definir su estrategia.

Así los retos a los que se enfrentan los responsables de sostenibilidad son:

  • Alinear los objetivos del proyecto dentro y fuera de la organización.
  • Involucrar a los trabajadores de los distintos departamentos para asentar estos valores y estrategias.
  • Justificar los resultados e impacto de los proyectos ante los compañeros y superiores. Hay que poner en valor acciones y buenas prácticas ante las principales partes interesadas obteniendo así un involucramiento multilateral.

Aparte de diseñar la estrategia de sostenibilidad, la definición y puesta en marcha de KPIs específicos, memorias que recogen resultados y otros, las empresas se enfrentan a un reto muchas veces invisible, pero real y medible: movilizar a las personas entorno a los objetivos de sostenibilidad de la organización.

Pero esto no solo ocurre de puertas para adentro en la empresa, sucede lo mismo con los grupos de interés. Muchas veces es muy difícil aprovechar en su totalidad las relaciones que se crean con las personas allegadas a la organización.

El Design Thinking: ¿cómo generar el máximo impacto con los recursos actuales?

Es un proceso de pensamiento destinado a resolver retos de forma práctica mediante la combinación de empatía, creatividad y racionalidad. Este método se desarrolla mediante los siguientes paso: empatizar, definir, idear, prototipar y testear.

Claves para entender la aplicación del Design Thinking:

  • La co-creación. Hace referencia a la integración de todas las personas en el espacio de transformación, asumiendo que pueden aportar nuevas ideas y perspectivas al proceso. Esta capacidad para generar nuevo conocimiento es lo que se denomina “inteligencia colectiva”.
  • El diseño centrado en las personas. Tiene como base fundamental la empatía, pone en el centro de la ecuación a las personas para la cual se diseña.
  • Prototipado de las soluciones propuestas. Realizando pequeños pilotos, que se puedan escalar al resto de la organización. Permitiendo validar los resultados a pequeña escala, antes de hacer una implementación completa, optimizando así los recursos aplicados.

Un caso de éxito

Ya hay varios casos de empresas y organizaciones que han utilizado herramientas del Design Thinking. Por ejemplo el departamento de sostenibilidad de IKEA Iberica, que durante este mes, va a poner en marcha una solución pionera al reto de orientar su modelo de negocio hacia la economía circular, con la iniciativa Salvemos los Muebles. En detalle, va a permitir a sus clientes revender los muebles Ikea de segunda mano en la propia tienda. Además pueden devolver bombillas y textiles, con la opción de recibir a cambio vales regalo o beneficiar a iniciativas solidarias.

El uso del Design Thinking, y en este caso del diseño estratégico, ha logrado una solución innovadora que promueve la economía colaborativa, involucra y empodera a los consumidores, al mismo tiempo favorece un impacto medio ambiental y social positivo a través de alianzas con el tercer sector. Este proyecto será prototipado en Madrid y luego se extenderá a toda España durante el 2017.

¿Para qué sirve?

La aplicación de herramientas de Design Thinking ayuda a las empresas a alinear, involucrar y justificar su estrategia de sostenibilidad, de manera innovadora, efectiva y eficiente.

  • Innovador, utiliza herramientas dinámicas y creativas, contemplando todos los puntos de vista para solucionar los problemas.
  • Efectivo consigue encontrar insights que no se suelen ver con los estudios estandarizados.
  • Eficiente prototipa la implementación, comprobando los pilotos en entornos controlados antes de su implementación global en la empresa

Un ejemplo puede ser Recopilar información para comprobar alineamiento de los empleados respecto a los objetivos de sostenibilidad. Dicha información nos permitirá evaluar en tiempo real, avanzar más rápido y dar seguimiento al cumplimiento de las metas. Estos espacios permanentes de conexión entre personas de dentro y fuera de la organización, no solo benefician a los propios participantes sino que le da sentido a los planes de la empresa.

En conclusión

Cuando se usa el Design Thinking en la implementación de las políticas de sostenibilidad de la empresa, ganan todos:
Gana la empresa al fortalecer las relaciones con sus grupos de interés (mejorando también su posicionamiento y la reputación de la marca), aumenta el compromiso hacia el cumplimiento de la estrategia de sostenibilidad de la empresa y finalmente ahorra dinero gracias a la eficiencia generada en el prototipado.

Ganan los empleados porque co-crean y validan las estrategias de sostenibilidad y comunicación. Al profundizar en la cultura de la organización, se inicia un proceso de gestión del cambio en las personas involucradas: Se alinean y enriquecen de forma bidireccional sus intereses, con las propias políticas de sostenibilidad de la empresa.

Gana el departamento de sostenibilidad se optimiza la gestión para alcanzar sus objetivos estratégicos. Se pone en marcha el “storytelling by storydoing” con la propia creación de contenidos. Con la utilización del Design Thinking es mucho más fácil comunicar dichos planes de forma estratégica, dentro y fuera de la empresa.

Gana la sociedad, porque gracias a la contribución de organizaciones comprometidas está más cerca de cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

 

Artículo escrito por Luis Madrid y Guido Preti


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies